menu
ACTUALIDAD
  miércoles | 20-05-2020 | 09:29 | Tiempo de lectura 03:58 (794 palabras)
Añelo consolida su sistema sanitario para un posible brote de COVID-19

En la localidad cabecera de los no convencionales se fortaleció el sistema público de salud con aportes provinciales y donaciones de empresas petroleras. Desdoblan la atención entre el Centro de Salud y el Hospital.



Desde la irrupción de la explotación no convencional de hidrocarburos, la localidad de Añelo, cambió su tranquilidad por el vértigo de una actividad que parecía no tener fin y que ahora se encuentra en pausa, debido a la situación hidrocarburífera y la pandemia por el COVID-19.

Con servicios públicos al límite, la salud no es una excepción y desde el Hospital de Añelo se hacen grandes esfuerzos para llegar con la atención sanitaria a toda la población.

En este sentido, la localidad ya se ha preparado para el peor de los escenarios y además de los aportes del gobierno provincial, ya cuenta con insumos y material sanitario donado por empresas que operan en la zona, como Tecpetrol o la Fundación Baylor.

En declaraciones televisivas a Añelo Vaca Muerta TV, el director del Hospital, Nicolás Ochoa, agradeció las ayudas recibidas. “Hemos recibido bastante ayuda. El municipio me puso a una persona, Cristina Banfi, para que me ayude”, dijo.

“Recibimos una donación grande del grupo Techint y Tecpetrol. Ahora recibiremos otra donación grande de la fundación Baylor, que a través de sponsors, en este caso Chevron, colabora con dinero para adquirir insumos, todos relacionados con la pandemia del COVID-19”, precisó Ochoa.

“Gracias a Dios no tenemos circulación del virus en Añelo y lo que estamos generando es un stock, para un posible brote. Teníamos insumos, pero ahora con estas acciones de gestión, en conjunto con el municipio y el hospital, hemos generado un stock, por si hubiera un brote en Añelo, podamos tener todas las protecciones que correspondan. La verdad que contento y agradezco a las empresas”, precisó el director del Hospital.

Consultado sobre cómo es la prestación del servicio de salud en la localidad, Ochoa dijo que “desde la semana pasada comenzamos a reactivar el hospital, en forma programada y con las medidas de seguridad que corresponden, tratando de mantener el distanciamiento social, turnos programados y lo que la gente ya sabe, porque a esta altura somos todos expertos del COVID-19”, indicó.

“En el caso de niños, niñas y embarazadas, tratamos de separarlas de la comunidad en general, para que no cruce con personas que estén tosiendo. Por eso, en el Centro de Salud La Meseta, hicimos un lugar al que asistirán embarazadas y niños, siempre que no tengan ningún síntoma. Si hubiera algún tipo de patología, un pediatra vendría los lunes para atender, ya que este pediatra viene de Buenos Aires, a través de una fundación”, explicó.

“En el caso de La Meseta, atendemos de 9 a 14 horas. En el caso de, Pediatría para niños sanos y embarazadas, atenderemos, martes, miércoles y jueves, mientras que lunes y viernes será para consultas ambulatorias y normales de cualquier vecino”, agregó Ochoa.

Por otra parte, aclaró cómo es el sistema de tunos. “Los turnos se pueden sacar por teléfono o bien la gente puede acercarse a pedir turno. En este caso, hay un portero eléctrico, para que las personas no ingresen al centro de salud. Allí se estableció un protocolo de atención y antes de darles turno, les van a preguntar si el paciente estuvo en contacto con gente con posible COVID o si estuvo en alguna provincia o ciudad específica donde está circulando el virus, como fue Loncopué”, señaló.

“Si cumple con los requisitos, lo van a dejar pasar. Esto es para proteger al personal y las personas que se atenderán en La Meseta, para consultas de personas sanas. Si se acercan allí y hay gente, hay que mantener la distancia, siempre con barbijo y le van a dar un turno programado. Los horarios de los turnos tienen que cumplirse sí o sí. Porque si llegan cinco o diez minutos más tarde, no se podrán atender, ya que hay un tiempo para desinfectar el consultorio y si cada uno llega diez minutos más tardes, no se lo atenderá. Será riguroso el tema del horario”, afirmó.

“En el caso del Hospital, vamos a abrir todos los consultorios, atendemos consultorios de 9 a 18 horas y quiero aclarar que no hay ninguna directiva que diga que no se atienden a personas con obra social, como ha circulado en estos días. Somos un Hospital público y se atienden a todos”, agregó.

Por otra parte, el director del Hospital, aclaró que la atención en Odontología es solo de urgencia, ya que hay muchos riesgos para el profesional y el paciente, en el marco de la pandemia del COVID-19. “Hoy se atiende con mucha protección y así y todo, se corre mucho riesgo”, cerró Ochoa.
(20200520092901) | Tiempo de lectura 03:58 (794 palabras)

Pulse aquí para ir a la noticia anterior.   

 
Editorial Patagonia Activa ® 2003-2020

Todos los derechos reservados, prohibida la reproducción
total o parcial sin la correspondiente autorización.

Creación del sitio 01/03/2014

Tiempo: 0.0739 segundos. (9k)