menu
ACTUALIDAD
  martes | 08-10-2019 | 06:45 | Tiempo de lectura 04:43 (946 palabras)
La producción no convencional sigue en alza

Según el informe del IAE, con datos del mes de agosto, la explotación no convencional de petróleo y gas siguen en alza en la Cuenca Neuquina.



El Informe se Tendencias Energéticas del IAE Mosconi con datos del mes de agosto de 2019 presenta los siguientes puntos relevantes relativos a la marcha del sector energético.

La producción de petróleo no convencional en la formación Vaca Muerta representa en la actualidad el 15,1% del total producido en el país y aumentó un 56%. La de shale gas se incrementó 37%, representando el 41% del total.

En el caso del petróleo, la producción creció 5,7% en agosto de 2019 respecto al mismo mes de 2018, y el 3,5% en el periodo de los últimos 12 meses acumulados.

Un análisis más detallado indica que la producción de petróleo convencional que representa el 83,4% del total sigue disminuyendo en forma crónica con una tasa de 3,3% en el último año. En contraste el crudo no convencional -Shale Oil- que representa el 15,6% del total creció el último año con una tasa del 56% anual. La producción de Tight gas permanece estancada en el último año, precisa el informe.

La producción de Shale Oil en un 85% se concentra en solo tres empresas: YPF, Tecpetrol, y Total. Entre ellas YPF mantiene un liderazgo manifiesto con el 74% de la producción total del crudo no convencional.

La producción de gas natural creció en el último año un 5,7%, y un 8,0% en el mes de agosto de 2019 respecto a 2018. El incremento de la producción de gas constituye una tendencia que se mantiene desde el primer trimestre de 2014 , resalta el informe.

En un análisis más detallado se desprende que como muy preocupante “la declinación crónica de la producción de gas convencional (que representa el 59% de la producción total) en la mayoría de la cuencas argentinas que en los últimos 12 meses disminuyó un 8,8%. A eso se suma la caída del 7,8% en los últimos 12 meses de la producción de Tigh Gas.”

“En contraposición se produce un importante crecimiento del 137% en el último año en el Shale Gas que representa el 24,7% del total del gas producido en agosto de 2019. La producción de Shale gas se concentra en un reducido grupo de 5 empresas liderado por Tecpetrol, YPF y TOTAL que representa casi el 90% de la producción de dicho rubro. En este tema es particularmente destacable el desempeño de Tecpetrol”, indican las cifras del IAE Mosconi.

En resumen, hacia el fin del año 2019 la situación energética presenta un panorama complicado. Hay fuertes tendencias positivas y negativas que se contraponen. Por un lado la caída crónica - y por ahora irreversible- de la producción convencional de hidrocarburos. Por otro el fuerte crecimiento de la producción –todavía minoritaria- de shale oil y shale gas; este último fuertemente subsidiado y sin facilidades de infraestructura de evacuación para llegar a los mercados nacional e internacional.

Vaca Muerta en perspectiva
La producción de petróleo no convencional en la formación Vaca Muerta, en la cuenca Neuquina, representa actualmente el 15,1% del total producido en el país.

El principal productor de petróleo en Vaca Muerta es YPF que extrae desde allí el 11,2% del total de petróleo que se produce en el país, que a su vez representa el 75% de la producción de Vaca Muerta. YPF se constituye claramente como el principal operador en Vaca Muerta, y aumenta su producción 51,9% anual en los últimos doce meses.

Por otra parte, la producción de gas natural en Vaca Muerta representa el 22% del total del gas producido en el país. En este caso hay tres operadores de importancia: Tecpetrol que se constituye como el principal operador, YPF y Total que producen desde esta área el 10,2%, 6,4% y 3,2% del total del gas natural del país.

En la formación Vaca Muerta Tecpetrol aumenta su producción anual 262%, YPF 25,2% y Total 472%.

En cuanto al Balance Comercial Energético, Argentina es menos deficitaria que en el pasado; pero las causas de esa importante mejora se deben a dos causas: la mayor producción de petróleo y gas y la baja de la demanda energética por la recesión.

La producción energética doméstica aumentó en el último año. La producción de gas natural es en los últimos 12 meses fue un 5,7 % superior al año precedente, y la producción de petróleo crudo es un 3,5 % superior en el mismo periodo.

Este fenómeno positivo se combina con una reducción de la demanda doméstica de productos energéticos en los últimos 12 meses: 1) La demanda de Energía eléctrica experimento una caída del 6,0%; 2) la demanda de gas natural disminuyó un 5,0 %; y 3) los derivados del petróleo (nafta y gasoil) disminuyeron su demanda en un 4,8 %.

“Como puede observarse existe casualmente una reducción de la demanda con un valor que se ubica cercano al 5% en promedio, mientras que el incremento de la producción de hidrocarburos crece un con un valor medio aproximado del 4,6 %. Estos efectos combinados permitieron realizar una reducción del 32,5% de la cantidad de importaciones energéticas, y en un y un aumento de exportaciones del 20%. De ese balance surge que en el periodo Enero-Agosto año 2019 el déficit comercial energético haya sido de 424 millones de US$, considerablemente inferior a los 2.457 millones de US$ del mismo periodo de 2018”, precisa el informe que mes a mes produce el IAE Mosconi.
(20191008064501) | Tiempo de lectura 04:43 (946 palabras)

Pulse aquí para ir a la noticia anterior.   

 
Editorial Patagonia Activa ® 2003-2019

Todos los derechos reservados, prohibida la reproducción
total o parcial sin la correspondiente autorización.

Creación del sitio 01/03/2014

Tiempo: 0.0313 segundos. (9k)