menu
ACTUALIDAD
  miércoles | 05-02-2020 | 08:19 | Tiempo de lectura 03:33 (711 palabras)
Petroleras pedirían un régimen cambiario especial para exportar

Se espera la llegada del nuevo proyecto al Congreso para estimular la producción de hidrocarburos. El rol de Vaca Muerta y los análisis de las empresas para exportar sus utilidades.



Mientras se espera la llegada del nuevo proyecto para estimular el desarrollo de la actividad hidrocarburífera, trascendió que distintas operadoras impulsarían un régimen cambiario especial para poder exportar su producción.

El nuevo proyecto de ley fue preparado por el presidente de YPF, Guillermo Nielsen, con guión de Raul Parisi, su principal asesor en materia petrolera y que habría contado con el soporte legal del ex ministro menemista Roberto Dromi, con quien compartió gabinete en los ’90.

Nielsen lo pasó a revisión del ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas. Según pudo saber el portal EconoJournal, el texto original requiere de varias correcciones para estar en condiciones de ser aprobado en el Congreso. En términos generales —explicaron dos fuentes que leyeron el documento—, está demasiado volcado a la promoción de la inversión en los yacimientos no convencionales de Neuquén.

La centralización en Vaca Muerta puede convertirse en un obstáculo a la hora de conseguir el aval de legisladores de otras provincias petroleras. “Le propusieron a Nielsen rebautizar la Ley y llamarla ‘Ley de Desarrollo Energético’, para quitarle la referencia directa a Vaca Muerta”, explicaron allegados a la Secretaría de Energía, que dirige Sergio Lanziani.

Diputados y senadores de otras provincias petroleras como Chubut y Santa Cruz están a la espera de conocer el texto que ingresará el gobierno al Congreso para saber si el alcance de la iniciativa derrama sobre sus territorios, señala la nota de Nicolás Gandini.

En tanto, las empresas productoras de hidrocarburos siguen el devenir del proceso a distancia prudencial. Su principal preocupación radica en dos puntos: por un lado, la implementación de un régimen cambiario especial que permita el acceso a las divisas provenientes de la exportación de petróleo y gas. Y por el otro, la obtención de condiciones impositivas que incentiven la inversión en el upstream de hidrocarburos, como la amortización acelerada de capital, que está vigente en varios estados de EE.UU., y cambios en los regímenes de IVA, Ganancias e Ingresos Brutos.

En cuanto al primer punto, el planteo que trazan la mayoría de las empresas va a contramano del fideicomiso fondeado en dólares en una cuenta en el exterior que propone el texto original elaborado por Nielsen. Según Econojournal, los privados desconfían de la implementación de un sistema de esas características. “Un fideicomiso requiere de una estructura e ingeniería demasiado compleja”, advirtió el director de una de las mayores petroleras del país.

En la misma línea, Cristian Folgar, ex subsecretario de Combustibles, añadió: “No está claro aún cuáles serían las ventajas que aporta un fideicomiso. Podría buscarse un esquema más sencillo donde el Congreso fije el porcentaje que las operadoras deben liquidar en el país y que luego el Poder Ejecutivo pueda moverse dentro de las bandas fijadas por el legislador”.

La propuesta de las empresas es volver a un esquema de “cuenta expo o de exportación” similar al que estuvo vigente tras la crisis de 2001 durante la gestión de Roberto Lavagna al frente del Ministerio de Economía. En esos años tras la salida de la Convertibilidad, las empresas estaban obligadas a ingresar al menos un 30% de las divisas provenientes de la exportación de hidrocarburos. En diciembre de 2002, el gobierno de Eduardo Duhalde publicó el Decreto 2703 que estableció un esquema “70/30”, según el cual las petroleras debían liquidar en el país al menos un 30% de los dólares obtenidos por la venta al exterior de derivados del petróleo. El 70% restante podía permanecer en cuentas en el extranjero. El Decreto 2703 terminó en el régimen de libre disponibilidad de divisas que rigió durante toda la década del ’90 a partir del Decreto 1589/89.

“Se podría hacer algo simple con algún tipo de pesificación de los específicos exportados por cada compañía cada tres o seis meses. Así funcionó el esquema de 70/30. Podrían ser esos mismos porcentajes u otros distintos. Sí habría que dictar una ley con un artículo que prevea la creación de un régimen cambiario especial para la industria hidrocarburífera”, analizó otro encumbrado ejecutivo del sector, que pidió la reserva de nombre.
(20200205081901) | Tiempo de lectura 03:33 (711 palabras)

Pulse aquí para ir a la noticia anterior.   

 
Editorial Patagonia Activa ® 2003-2020

Todos los derechos reservados, prohibida la reproducción
total o parcial sin la correspondiente autorización.

Creación del sitio 01/03/2014

Tiempo: 0.0317 segundos. (9k)