menu
ACTUALIDAD
  viernes | 20-09-2019 | 07:15 | Tiempo de lectura 03:00 (600 palabras)
Tecpetrol prevé terminar la construcción en Fortín de Piedra para noviembre

La construcción del principal bloque de shale gas está a menos de dos meses de culminar. Llevan invertidos más de 2.100 millones de dólares.



Para fines de noviembre el grupo Techint y su brazo petrolero Tecpetrol, prevén terminar la Planta Central de Procesamiento en Fortín de Piedray el bloque quedará listo para producir 17,5 millones de metros cúbicos por día (MMm3/d).

Desde que comenzó a producir en el bloque la compañía realizó diversas optimizaciones en la capacidad de deshidratación que, con todas las instalaciones funcionando, podrían superar la marca, pero en el contexto de mercado actual sería innecesario.

Hasta la fecha lleva invertido en el bloque cerca de US$ 2.100 millones, un monto que respeta el compromiso de inversión acordado en 2016 que anticipaba que, para para final de 2019 se iba a llegar los US$ 2.300 millones totales, señala la nota de Matías Del Pozzi en el diario “Río Negro”.

Cabe recordar que a mediados del 2019 los directivos de la compañía confirmaron que ya habían llegado al plateau de producción y esto se debe principalmente a las propiedades del gas. Al tener un poder calórico muy alto el volumen se incrementa. Actualmente inyectan al sistema entre 17,1MMm3 y 17,2MMm3. La proyección para el verano es de entre 10MMm3 y 12MMm3.

Según información de la secretaria de Energía de Nación, el brazo petrolero del grupo Techint tiene actualmente 74 pozos en producción y 21 completados, pero no conectados. Esto responde a la decisión de la compañía que ya no busca incrementar el nivel de producción, sino más bien mantenerlo. A medida que la demanda o el declino de los pozos lo requiera, se van a concretar las terminaciones. La meta inicial era llegar a finales de 2019 con 150 pozos para cumplir con las proyecciones, pero se cumplieron antes.

La manera más simple de graficar el impacto que generó el ingreso de un jugador del calibre de Tecpetrol en Vaca Muerta es que por los metros cúbicos que rápidamente comenzó a inyectar al sistema nacional, volvió a sobrar el gas en el verano.

Se trabajó día y noche para levantar las instalaciones suficientes para comenzar a extraer, procesar e inyectar el gas lo antes posible y es que el incentivo era claro. Desde el día cero el objetivo fue aprovechar al máximo el estímulo a la producción no convencional -Resolución 46- que caduca en 2021 y asegura un precio mínimo de venta. Hoy solo cobran el subsidio por 8,5 MMm3/d.

Uno de los argumentos del efecto disruptivo del trabajo de Tecpetrol en Vaca Muerta es que desde el primer día comenzaron con un know how suficiente para lograr que los pozos perforados sean altamente productivos. Los primeros pozos que perforó la compañía tenían un diseño distinto al que emplean ahora. Las ramas laterales pasaron de 2.000 a 2.500 metros y de aproximadamente 25 etapas de fractura comenzaron a operar en el orden de las 34. Cada pozo tiene un costo poco superior a los US$10.000.000. Los pads son de entre 3 a 4 pozos, dependen del capital de trabajo.

El bloque llegó a tener cerca de 5.000 operarios en el pico de los trabajos repartidos entre las actividades de perforación, producción, mantenimiento más los obreros de construcción. Con las instalaciones a medio terminar el bloque se convirtió en el yacimiento onshore más grande del país al aportar al sistema el 10% de la demanda nacional. Ahora con todas las facilities online la capacidad supera el 13%.
(20190920071501) | Tiempo de lectura 03:00 (600 palabras)

Pulse aquí para ir a la noticia anterior.   

 
Editorial Patagonia Activa ® 2003-2019

Todos los derechos reservados, prohibida la reproducción
total o parcial sin la correspondiente autorización.

Creación del sitio 01/03/2014

Tiempo: 0.0361 segundos. (9k)