menu
ACTUALIDAD
  miércoles | 11-09-2019 | 06:40 | Tiempo de lectura 03:48 (763 palabras)
Confirmaron que hay 1000 petroleros suspendidos en Vaca Muerta

Es por la crisis del freno del precio del crudo. Negocian suspensiones con cobro de sueldo para evitar despidos.



El líder del Sindicato de Petroleros Privados, Guillermo Pereyra, confirmó que están en marcha 1000 suspensiones de trabajadores petroleros, en operadoras y grandes empresas de servicios, debido a la crisis por el congelamiento del precio del barril Brent, a través del decreto 566/19.

“Es muy delicado todo, estamos hablando con las empresas, para que haya suspensiones rotativas pero que se siga pagando los sueldos. El problema es que hay pymes que no tienen espalda para hacer esto”, indicó el sindicalista en diálogo con el diario LM Neuquén.

El secretario general del gremio petrolero sostuvo que las operadoras de la cuenca neuquina “ante esta situación de cambio permanente de reglas de juego y destrucción de garantías jurídicas” no consiguen financiamiento y están bajando equipos de perforación para poner en pausa los planes de desarrollo.

“Ya tenemos las mil suspensiones, tenemos en San Antonio, Baker, Calfrac o en Schlumberger que no quedó ni un set de fractura. Estamos por firmar un acta porque les decimos claramente que no tienen que despedir, que entren en suspensiones rotativas pero que la gente siga cobrando, son acuerdos a los que llegamos para que no despidan”, explicó Pereyra.

Se refirió también a compañías como YPF, Vista Oil y Tecpetrol, en las cuales señaló que sus cotizaciones en el mercado de valores “van en picada” desde que cambiaron las reglas de juego en el sector hidrocarburífero.

Además señaló que el sindicato petrolero se encuentra en “alerta y movilización permanente” para intentar frenar las políticas en materia de energía que, en las últimas semanas, han desencadenado una cascada de problemas que se iniciaron con falta de precios, corte de la cadena de comercialización, notificaciones de suspensión de personal y pausa en equipos de perforación.

El gremialista explicó que la crisis de la actividad se siente más en las pymes de Neuquén. “No tienen cómo aguantar las suspensiones, porque tienen que seguir pagando sueldos y ni siquiera tienen para despedir gente, están en riesgo de desaparecer”, precisó.

Cabe recordar que la situación ya había sido advertida por las petroleras de la cuenca neuquina, quienes habían cuestionado al Gobierno nacional que paga el crudo 20 dólares por debajo del precio internacional, lo que potencia el traslado de inversiones a otros países.

La suba del precio del petróleo a nivel internacional fue celebrada siempre con entusiasmo por las productoras locales de Vaca Muerta, ya que debajo de cierto nivel era difícil sostener la operatoria por los mayores costos que implica la producción no convencional.

Sin embargo, a partir del congelamiento decretado por el Gobierno, un Brent más alto se traduce en un mayor incentivo para abortar los planes de inversión en el país y trasladarse hacia otras formaciones en el resto del mundo.

Este riesgo que implicaba la disposición oficial de fijar un barril criollo a 59 dólares, comenzó a materializarse estos últimos días en los que el crudo internacional pasó de 57 a 62,46 dólares.

Pero esta pequeña diferencia se amplía a casi veinte dólares por barril al considerar que las petroleras locales reciben el tipo de cambio que regía previo a las PASO, por lo que terminan cobrando un barril a solamente 42 dólares.

“Con el riesgo argentino acá siempre debería incentivarse más y pasa justamente lo contrario. En Permian pagan 60 dólares y acá 42. Esto frena la actividad y nadie va a invertir un centavo”, señaló al portal La Política Online una productora que sostiene que la baja de equipos ya es una realidad en el sector.

Este problema ya está siendo planteado a los equipos técnicos de la oposición, comandados por Guillermo Nielsen. “Estamos en contacto permanente con Guillermo, nos pregunta a todas las empresas que necesitamos, como vemos la situación y que se requiere para volver a potenciar la actividad”, afirman.

Según cuentan las petroleras, Nielsen está trabajando con Lacunza en coordinar una salida paulatina para que el congelamiento esté superado para el 10 de diciembre.

A su vez, están ayudando al economista a terminar un proyecto de ley que tantas veces comentó durante la campaña, que daría una serie de beneficios impositivos en la formación no convencional.

En este sentido, fueron muy bien recibidas las palabras de la ex presidenta Cristina Kirchner, cuyo pensamiento emergía como un gran interrogante. En un claro guiño al sector, recordó en su acto en Misiones del sábado 7 de septiembre de haber sido quien hizo “el contrato con Chevron que terminaron judicializando”.
(20190911064001) | Tiempo de lectura 03:48 (763 palabras)

Pulse aquí para ir a la noticia anterior.   

 
Editorial Patagonia Activa ® 2003-2019

Todos los derechos reservados, prohibida la reproducción
total o parcial sin la correspondiente autorización.

Creación del sitio 01/03/2014

Tiempo: 0.0315 segundos. (9k)