menu
ACTUALIDAD
  viernes | 31-05-2019 | 14:18 | Tiempo de lectura 04:39 (931 palabras)
Tecpetrol evalúa exportar el gas de Vaca Muerta hacia el sur de Brasil

Para Ormachea, uno de los principales desafíos para el desarrollo completo de un recurso como el gas de Vaca Muerta es la falta de mercado.



El presidente de Tecpetrol, Carlos Ormachea, reveló en un reportaje que el brazo petrolero del grupo Techint estudia exportar sus excedentes de gas a Brasil.

Más allá de los cortocircuitos entre Nación y el holding de Paolo Rocca, por los cambios en la Resolución 46 de parte del Estado Nacional, Ormachea reconoció que la normativa 46 es y fue una pieza clave para que se pueda avanzar en la inversión en gas en Vaca Muerta. “Sacó incertidumbre a una de las variables clave, que es el precio. Y aseguró el ingreso al menos por un período inicial de cuatro años. En el arranque del desarrollo de cualquier recurso nuevo, desconocido, los costos son muy altos. Por eso, estos proyectos sólo ocurren cuando se ve una ventana de precios altos.”

Con los cambios implementados por la gestión de Macri y el impulso de esta resolución por parte del ex ministro Juan José Aranguren. “En marzo de 2017, tres semanas después de que el gobierno sacara la Resolución 46, tomamos la decisión de ir para adelante con el desarrollo de Fortín de Piedra. Nos proponíamos invertir u$s 2.300 millones hasta fines de 2019, es decir, en dos años y medio, y en ese momento esperábamos llegar a una producción de entre 14 y 15 milones de metros cúbicos diarios (MMm3/d) de gas. En rigor, eso es lo que hicimos. Hoy estamos produciendo, físicamente, 15,5 MMm3/d de gas, pero como es un gas rico equivale a 17,5 MMm3/d cuando lo convertimos a gas de 9.300 kilocalorías”, señaló.

“Hoy nos está yendo bien, un poquito mejor de lo que creíamos. Por eso decimos que Fortín es un proyecto que se ha ejecutado, se va a seguir ejecutando y va a seguir siendo lo que pensamos más allá de la 46. El hecho de que tengamos esta dificultad nos genera un impacto en el corto plazo, porque nos priva de fondos con los que contábamos, pero no modifica lo que es y va a ser Fortín de Piedra dentro de la cartera de proyectos de Tecpetrol”, agregó el presidente del brazo petrolero de Techint al portal Econojournal.

Consultado sobre cómo seguirá el desarrollo en Fortín de Piedra, dijo que “dependerá de los resultados de algunas cosas que estamos probando, como por ejemplo las fracturas de mayor densidad. Vamos a ver los resultados en los próximos meses. A su vez, vamos a seguir probando más de un horizonte de perforación en el campo. Y todavía tenemos que testear, además, la cantidad de contenido líquido en una zona del campo en la que todavía no hemos perforado. De la combinación de estas tres cosas, más los resultados de los avances que seguimos haciendo en el modelo de gestión, derivarán algunas decisiones que tendrán impacto incluso en el tamaño final del proyecto. Puede que, al final del día, Fortín de Piedra sea un proyecto más grande que el que nos imaginamos cuando arrancamos.”

Para Ormachea, uno de los principales desafíos para el desarrollo completo de un recurso como el gas de Vaca Muerta es la falta de mercado. “Atrás de esta definición de mercado hay otro tema implícito, que son los costos. ¿Por qué? Si nosotros fuésemos capaces de bajar los costos de manera que terminemos siendo competitivos con el shale gas que se produce en EE.UU., el tema del mercado se resuelve en gran medida.”

“En el camino hacia ese momento tenemos un mercado más limitado: la demanda de energía del Cono Sur. El gas de Vaca Muerta hoy puede ser perfectamente competitivo para suplir toda la energía que le hace falta y que todavía puede necesitar en adelante la región”, opinó.

Para el presidente de Techint, se puede generar un mercado adicional al doméstico de entre 50 y 100 MMm3/d de gas. “Durante la década pasada, Chile fue un mercado que la Argentina abasteció con hasta 20 o 22 MMm3/d en el pico de demanda. Y si Chile viese el gas de Vaca Muerta como una solución estratégica para completar su matriz energética y confiara en que nosotros vamos a poder cumplir con nuestros compromisos, en el largo plazo es un mercado interesante porque todavía posee mucho carbón para reemplazar, a pesar de tener una política muy firme en renovables. Y Brasil, que hoy es abastecido parcialmente por Bolivia, está encarando un desarrollo de gas en el pre-sal (offshore de aguas profundas), pero es un gas caro. Si pudiésemos resolver, de manera eficiente, la forma de llegar al mercado industrial de San Pablo, tendríamos otro tamaño de demanda potencial para el gas argentino. Ahí sí veo un problema de infraestructura”, dijo.

En este sentido, agregó que será necesario construir un gasoducto nuevo desde Uruguayana y luego habría que dar vuelta el gasoducto que viene desde San Pablo y llega a Porto Alegre. “Eso nos permitiría llegar con nuestro gas hasta San Pablo. Creo que son proyectos en los cuales hay que pensar rápido”, dijo para agregar que Techint era parte importante en lo que iba a ser el gasoducto sub-brasileiro. “Íbamos a invertir allí junto con Total, Petrobras e Ipiranga, con lo cual el tema lo conocemos bien. Y sí, lo estamos mirando de vuelta. Lo estamos analizando aunque no hay ninguna decisión de nada. Lo que queremos es entender cuál sería la solución para que resulte un proyecto consistente”, afirmó.
(20190531141801) | Tiempo de lectura 04:39 (931 palabras)

Pulse aquí para ir a la noticia anterior.   

 
Editorial Patagonia Activa ® 2003-2019

Todos los derechos reservados, prohibida la reproducción
total o parcial sin la correspondiente autorización.

Creación del sitio 01/03/2014

Tiempo: 0.0359 segundos. (9k)