menu
ACTUALIDAD
  sábado | 25-05-2019 | 00:30 | Tiempo de lectura 05:37 (1126 palabras)
Oldelval invertirá 100 millones de dólares para dar respuesta a la producción de Vaca Muerta

Oleoductos del Valle reconstruirá y remodernizará cuatro estaciones de bombeo entre Allen y Puerto Rosales, en Bahía Blanca, para garantizar el transporte de hidrocarburos que se extraen de la formación neuquina.



La producción de hidrocarburos sigue creciendo en la cuenca neuquina de la mano de Vaca Muerta y uno de los problemas a los que se enfrentan las operadoras es el del transporte a través de diferentes oleoductos.

En las jornadas Futuro Vaca Muerta, que se desarrollaron en Neuquén capital días atrás, Jorge Vugdelija, CEO de Oldelval trazó un panorama del midstream y aseguró que ya se trabaja para poder afrontar el incremento de la producción en el corto y mediano plazo.

“En referencia al planeamiento del sistema de transporte, lanzamos en el año 2016 un proceso que inicialmente se inició en forma anual y ahora es semestral, donde convocamos a las empresas que utilizan nuestro sistema para relevar las proyecciones futuras de producción y necesidades de evacuación. En base a esa información, se hacen los planes hacia futuro y estamos trabajado, en principio a cinco años, con el objetivo final de no tener cuellos de botella en la evacuación de petróleo de la cuenca neuquina”, dijo.

“En este sentido, el output o la salida, es un conjunto de proyectos que ya tenemos identificados, que serán necesarios desarrollar para que no se originen estos cuellos de botella en la evacuación de petróleo”, agregó.

“En referencia a los proyectos de ampliación de capacidad y como resultado del planeamiento de ese sistema de transporte, tenemos identificadas las primeras complicaciones, que vemos entre el tramo de Allen y Puerto Rosales, en Bahía Blanca, por un lado y otra limitación entre el Lago Pellegrini y Allen, además de estar con un proyecto desarrollando la ingeniería para aumentar la capacidad de transporte en ese tramo”, explicó.

“En particular, ya hemos lanzado en el mes de enero un proyecto de ampliación entre Allen y Puerto Rosales, que implica la reconstrucción y remodernización de cuatro estaciones de bombeo que habían sido desactivadas hace un poco más de 10 años, en la época en que la producción decaía”, afirmó Vugdelija.

“Estamos hablando de una inversión de más de 100 millones de dólares para reconstruir esas estaciones de bombeo, que, además, prevén la modernización de la totalidad del parque de tanques, llevando a techo flotantes a todos ellos, porque el crudo de shale es más liviano y nos obliga a hacer esta actualización en los tanques para bajar las pérdidas, es decir las mermas del sistema”, señaló el CEO de Oleoductos del Valle.

“Además, estamos trabajando fuerte con lo que son los sistemas de medición a lo largo de toda la traza para tener un mejor control de pérdidas y sustracciones ilegales. Todo ese conjunto es una inversión total de 100 millones de dólares y estará completa el año próximo”, adelantó.

“Cabe recordar que en la actualidad tenemos una capacidad de transporte máxima hacia Puerto Rosales de 26.000 metro cúbicos por día y estamos transportando 24.000, muy cerca de llegar de ese límite. El proyecto completo estará en 2020, pero en julio estaremos en condiciones de aumentar ese volumen, de 26.000 a 36.000, inicialmente mediante el montaje de equipos de inyección de reductores de fricción y luego con la incorporación de equipamiento nuevo en las cuatro estaciones de bombeo”, explicó.

“Estos proyectos se apalancan sobre el sistema existente y para el tamaño de Oldelval representan un desafío financiero importante, si bien es una suma muy pequeña de lo que la industria invierte anualmente. Esta iniciativa permitirá ampliar la capacidad de transporte hasta los 500.000 barriles de petróleo. Al día de hoy se están transportando alrededor de 160.000 barriles”, aclaró.

Jorge Vugdelija destacó la trayectoria y experiencia de Oldelval en la región. “Creemos que el conocimiento de lo técnico y de la región nos convierten en un jugador clave para la producción y el desarrollo del petróleo, de líquidos en Vaca Muerta”, aseguró.

En otro tramo de su alocución, Vugdelija repasó la historia de la empresa de midstream y recordó que se encuentra presente en la cuenca neuquina desde hace 55 años. “Conocemos perfectamente la región. Oleoductos del Valle arrancó en el año 1961 como parte de la antigua YPF integrada. En aquel momento, los primeros oleoductos se proyectaron para evacuar la producción de Plaza Huincul y luego el sistema de transporte fue adaptándose a nuevas necesidades, cambiando su fisonomía que llegan a la actualidad e incluyen al desarrollo de Vaca Muerta, con varios cambios previstos en ese sentido”, señaló Vugdelija

“En el año 1993, como parte del proceso de privatizaciones del país y mediante una licitación internacional se vende el 70% del paquete accionario y nació Oleoductos del Valle como gestión mixta, con un 30% de YPF y un 70% de capitales privados”, repasó el CEO de la empresa.

En el marco regulatorio, la firma es una concesión de transporte autorizada por el gobierno nacional y la autoridad de aplicación es la Secretaria de Energía de la Nación. En la cuenca neuquina Oldelval transporta el 70% de la producción y el otro 30% se consume parte en la Refinería de Plaza Huincul y otra parte viaja a la Refinería de Lujan de Cuyo por otro sistema de transporte que no es el de Oldelval.

“Esto a nivel país representa un 31% de la producción. Un dato que quiero traer, es que actualmente el 36% de lo que transportamos diariamente a Bahía Blanca y a Buenos Aires, es shale oil, esto ha crecido significativamente sobre todo desde el segundo semestre del año pasado y sigue creciendo día a día”, resaltó Vugdelija.

La traza de oleductos está conformada desde Puesto Hernández, donde nace una de las ramas del sistema de transporte, le sigue Challacó por debajo, de ahí el sistema sigue a Plaza Huincul a través de ductos que son propiedad de YPF. Luego las dos ramas se juntan en la estación de bombeo Allen, que está en General Roca y desde ahí, hay una traza que bordea la ruta 22 hasta Bahía Blanca.

Vugdelija explicó que el sistema tenía una forma de Y acostada. “Ahora agregamos la tercera pata, que inauguramos recientemente que es el oleoducto que va de Loma Campana a Lago Pellegrini y en rigor no es un activo de Oleoductos del Valle, sino de empresas productoras que estamos operando desde Oldelval”, precisó el CEO de la empresa.

“En síntesis, en Oleoductos del Valle tenemos más de 300 puesto de trabajo propios y contratados, 16 estaciones de bombeo y 1700 kilómetros de ductos, atravesando cuatro provincias: Neuquén, Río Negro, La Pampa y la provincia de Buenos Aires que es el destino final”, finalizó.
(20190525003001) | Tiempo de lectura 05:37 (1126 palabras)

Pulse aquí para ir a la noticia anterior.   

 
Editorial Patagonia Activa ® 2003-2019

Todos los derechos reservados, prohibida la reproducción
total o parcial sin la correspondiente autorización.

Creación del sitio 01/03/2014

Tiempo: 0.0317 segundos. (9k)